Me gusta al tun tun – Espectáculo infantil.

MeGustaAlTunTun2

Una oruga con tapado verde lechuga, una nube que se cae, una casa sin paredes ni techo para ver el sol y que entren los amigos. Me gusta al tun tun es un espectáculo musical que combina música, poesía, imaginación y juegos.

La banda que integran Débora Azar (composición, voz y teclado), Cristina Coccoli (guitarra y voces),   Fernanda Massa (teclado, flauta traversa y voces) y Esteban Samela (batería, percusión y voces), propone un viaje musical que pasa por diferentes ritmos como la chacarera, el rap o la rumba flamenca. Además de una puesta en escena con vestuarios coloridos, proyecciones de bellísimas imágenes que acompañan las canciones, el espectáculo promueve la participación de los niños y niñas que rápidamente aprenden las letras, bailan y juegan con las diferentes propuestas lúdicas de cada canción.

Me gusta al tun tun es el tercer disco de la banda, que puede escucharse en Spotify y está a la venta en el show. El pasado sábado 16 de Junio se presentaron en El camarín de las musas, con Hugo Figueras como invitado especial, en el marco de los recitales para niños organizados por MOMUSI (movimiento de música para niños y niñas).

En una tarde dónde no faltó nada, algunas canciones se vinieron con nosotros y nos acompañan desde entonces.

Este rap es diferente

para gente inteligente

que domina bien su cuerpo, su corazón y su mente.

 

Me gusta al tun tun (canción para niños) es un rap muy pegadizo, con una letra hermosa  que se no dejamos de cantar y bailar desde el sábado a la tarde.

También hay lugar para la chacarera:

Cuando me pongo a cantar

Al caer la tardecita

El viento como al pasar

Me silba su cancioncita.

Este es un espectáculo para ver más de una vez, con niños y niñas de todas las edades y en el cual también los adultos la van a pasar muy bien.

Para enterarse de las próximas fechas del grupo al tun tun   Facebook o Instagram. 

 

 

Anuncios

Ayllu

dav

 

Quiero hablar mi propio idioma,

ver el  mundo con los ojos en mapudungún.

Conocer la divinidad en aimara,

surcar la tierra como los tobas.

Escuchar la leyenda de los pájaros.

Quiero ver azul sin nombrarlo,

sentirme parte del todo.

Un poco estrella, un poco flor,

un poco fuego.

Quiero desarmarme hasta ver los colores originarios,

percibir la inmensidad tejida a la americana.

Saber de los de arriba o de los de abajo,

orientarme por la cruz del sur.

Para

Que cuando llegue el viento del norte,

porque llegar va a llegar,

no bajar la mirada

ni destejer lo tejido.

 

Isabela Valverde, mujer de letras y revoluciones

Isabela Valverde, protagonista de la novela Querida Isabela de María Eugenia Miqueo, tuvo su propio  mini documental que está disponible para ver en Youtube. A través de  este trabajo podemos conocer más de este personaje tan querible. Hoy compartimos con ustedes la entrevista que una periodista le realiza a Ema, nieta de Isabela. El libro se agotó pero nos queda algo de esta historia en los videos. Que lo disfruten!

 

El acuarelavión

unnamed

Cada pintor tiene seis meses para pintar una cuadra, el que pinte la cuadra más bella, pintará la Capital”. A partir de esta convocatoria, Melinda decide competir con su avión. Consciente de su inminente ceguera, contrata una discípula, Johana. Pronto llegará Adalberto, el exmaestro de Melinda, quien revelará a Johana las graves consecuencias que este concurso traerá para el medioambiente.

 El acuarelavión habla de un sueño de gloria, en un mundo poético en el que un avión puede pintar con acuarelas desde el cielo.

¿Existe algo así como el bien común? Y si existiera, ¿todos podrían practicarlo? Según Melinda, competidora en el proyecto artístico urbano más importante de la historia, no. No todos están capacitados para practicar el bien común.

Como toda obra poética, El acuarelavión, permite más de una manera de abordar la pieza y, la hipótesis filosófica es una de ellas. Platón,  en La república, planteaba que en una ciudad estado ideal la sociedad estaría divida en tres clases y, de esas tres clases, la más importante sería la de los gobernantes que, por supuesto, deberían estar formados en filosofía. Melinda declara que una vez que gane el concurso pintará de azul cobalto el edificio más importante de la ciudad, que es dónde estarán los gobernantes, para que los demás ciudadanos puedan admirarlo y, de esa manera, querer ser como ellos.

Además de la lectura filosófica, El acuarelavión, nos brinda una mirada al mundo del artista que, obsesionado con el proyecto más importante de su carrera, se juega la vida y el prestigio en la consecución de sus objetivos. Porque ganar el concurso  no solo le brindaría la posibilidad de pintar la ciudad y hacer el bien común, ese que solo pocos están capacitados para ejercer, sino también, tener el prestigio de los que antes la rechazaron.

La dramaturgia de Hugo Feutray es impecable, como en una pieza de relojería, nada sobra. Cada palabra pero también cada silencio narran una parte de la historia. La dirección, de Hugo Feutray y Alba Alonso, es realmente maravillosa. Los movimientos coreográficos, la iluminación, la escenografía y la música son una parte fundamental de la historia que la hacen más interesante y más bella.

Por último las actuaciones de Nicole Camba (Johana), Natalia Martinoli (Melinda) y Gustavo Curcho (Adalberto) son muy buenas y muy parejas, aunque, hay un brillo en la mirada de Nicole Camba que conmueve de manera especial.

El acuarelavión es una obra para disfrutar con todos los sentidos y se presenta en El Jufré Teatro-Bar (Jufré 444) todos los sábados a las 19.30hs.

FICHA TÉCNICA

 Elenco: Nicole Camba, Natalia Martinoli, Gustavo Curcho.

Dramaturgia: Hugo Feutray.

Diseño de escenografía, vestuario y maquillaje: Valentina Chamblat y Carlos  Cristofalo.

Diseño de música: V Safase.

Diseño gráfico: Ingrid Seguel-Boccara.

Diseño de luces: Diego Bellone.

Fotografía: Mario Croce.

Prensa: Kazeta Prensa.

Dirección: Alba Alonso y Hugo Feutray.

El acuarelavión

El mundo de la cabeza -Cuento infantil-

One book,one pen,one child,and one

¿Ustedes también tienen un mundo en la cabeza? Me llamo Franco y este que vive acá arriba también, obvio. Yo digo que tengo un mundo en la cabeza pero en realidad nunca lo vi, solo lo escucho. Cuando se lo conté a mi mamá le gustó tanto que se puso a escribir un cuento. Yo me pregunto ¿los grandes no tienen mundo en la cabeza?

A mí me gustaría saber cómo son los mundos de la cabeza de los otros chicos. El mío, por ejemplo, charla todo el día. Aunque lo que más le gusta hacer es contar, puede contar hasta más de cien sin equivocarse nunca. Igual, creo que yo le gano.

También canta, aunque repite la misma canción todo el día. Para mí es la única que sabe. Me doy cuenta que le cuesta bastante estar callado ¡charla meta charla todo el día! Se debe aburrir ahí arriba.

A veces, puede ser muy peligroso. De verdad, sino no tengo mucho cuidado me hace decir malas palabras. ¿Y cuando me enojo? ¡Uf! Ahí es un verdadero peligro, puede hacerme decir cualquier cosa.

De vez en cuando, cuando mi mamá se enoja ¡me mira con unas caras horribles! Para mí que está haciendo fuerza para no repetir las cosas que le dice el mundo de su cabeza.

Lo peor de lo peor es que el que vive ahí arriba nunca duerme y es muy peleador,  elije los peores temas para la noche. Por ejemplo, cuando me voy a dormir, me habla de zombies, de monstruos o de enemigos. Yo le pido que se calle pero él no me da bolilla. Y entonces ahí la llamo a mi mama y le pido que me ayude a callar al mundo de la cabeza. Casi siempre me dice que lo haga pensar en otra cosa. Que es difícil que se calle pero que puedo hacerle trampitas, como por ejemplo, hacerlo pensar en partidos de fútbol, en paseos o en cosas que me gusten. Muchas noches nos dormimos enojados porque yo quiero pensar en partidos y el quiere pensar en zombies.

Cuando llega la mañana ya nos olvidamos. Sigue contando, cantando siempre la misma canción y soplándome malas palabras. Con el tiempo ya nos hicimos amigos, la verdad, es divertidísimo tener un mundo en la cabeza. Algunas veces le da por repetir frases insólitas como ¡pescado frito! o ¡plim plum plam! o ¡monigote!

Es muy bueno contando chistes, eso sí. Y también me avisa cuando estoy por hacer alguna macana. Lo único ya les dije, charla un montón. A mí me gustaría que haga más cosas, como ayudarme cuando estoy apurado o porque no, callarse de vez en cuando. Cuando le digo “shhh Mundo,  cállate un rato” me dice que no sabe estar callado.

Es tremendo cuando se le pega una palabra, ahora la tiene con CARADURA. El otro día estaba distraído y el mundo de la cabeza me sopló: ¡CARADURA! Justo pasaba por ahí mi mamá y se me escapó: ¡CARADURA! “¿Eh?”  Dijo ella, creo que zafé porque le pareció gracioso porque si no, no sé qué pasaba. ¡Pero lo peor es que casi se lo digo a la maestra! A la tarde vino mi tía y… CARADURA, pasa mi primo y…  CARADURA. Llega mi papá y en vez de decir ¡Hola! Le digo ¡CARADURA! Estoy viendo la tele y repito CARADURA, estoy jugando a la play y… CARADURA, estoy durmiendo y sueño que hay una lluvia de palabras y todas son ¡CARADURA! Ay, ¡basta por favor! ¡Ya no se qué hacer!

Traté de cantar un mantra que me enseñó mi tía.  Un mantra es una canción tranquilita en un  idioma que no se entiende nada pero que ayuda a relajarse… y nada. Quise pensar en otra cosa y nada. Pensé en ignorarlo, pero no funcionó. Conté como hasta mil y cuando terminé, el mundo de la cabeza me respondió: CARADURA

Justo cuando creía que estaba condenado a escuchar la palabra CARADURA todo el día, que no había solución para este grandísimo problema, ocurrió algo muy gracioso. Mi mamá se olvidó la comida en el fuego y se le quemó toda la cena. Se enojó tanto pero tanto que empezó a decir tantas malas palabras todas juntas como yo jamás había oído en toda mi vida. Me dio un ataque de risa tan grande que contagié al mundo de la cabeza y lo hice olvidarse de su palabra favorita.

Eso sí, ahora tengo que tener mucho cuidado porque el que vive ahí arriba aprendió un montón de malas palabras nuevas ¡y es un peligro!

María Eugenia Miqueo

Bodas de diamante

dav

Tal vez usted no lo recuerde pero llevamos casados varios años. El año que viene llegamos a  las bodas de diamante, increíble ¿no?

El anticuario fue el escenario perfecto. Entre muebles apilados, jarrones y cuadros viejos hicimos el festejo. Varias arañas y lámparas antiguas iluminaban, creando una atmosfera sutil, fuera del tiempo. El ruido de la avenida ya no se escuchaba, tampoco los gritos de la tana de al lado. Todo era perfecto, no había nada que envidiar a las películas románticas que veía mi hermana.

Te pusiste el traje de tu papá y Juan te hizo el nudo, estabas tan elegante. Yo llevaba un vestido que habíamos rescatado del anticuario, me sentía una princesa. Esa fue la primera vez que lloré por belleza. No era tristeza, claro, pero tampoco era alegría. Era la belleza, la sutileza de forjar un universo paralelo. Entre cacharros, con ropa prestada que no era de nuestro talle, dimos el sí. El primero de nuestras vidas, y por eso, inolvidable.

Hoy se cumplen sesenta años de aquel día de inocencia. Todavía creíamos en el para siempre de los pactos. Todavía habitábamos varios mundos simultáneamente. Saltábamos de los mandados que nos mandaba mamá a jugar a la vereda con la misma alegría con la que saludábamos a la señorita de tercer grado, que al día siguiente, cuando entrabamos al aula para hacer cuentas o, tal vez, leer a María Elena Walsh, nos dijo:

-Felicito a Manuel y a María que se casaron ayer, me contaron que fue una fiesta muy linda.

Ese año te cambiaron de colegio y prometimos escribirnos. Me senté muchas veces con el papel borrador y la pluma parker pero no supe que decir, después de un tiempo desistí.

Hoy mi hija menor encontró aquel anillo de hilo sisal; me preguntó qué era.

“Una joya”, respondí.

 

Cuento de María Eugenia Miqueo

 

 

Presentación del libro Querida Isabela

El 12 de Mayo tuvimos la alegría de presentar la primera novela de María Eugenia Miqueo, Querida Isabela. Esta historia que se desarrolló y creció en este mismo blog, hoy, gracias a Escritor de la Legua Editorial, tiene formato de libro.

Les dejamos el tráiler de la presentación:

En el canal de youtube van a poder encontrar los distintos videos que formaron parte del Falso Documental de Isabela Valeverde realizado para la presentación del libro.

Muchas gracias a todos y todas los que fueron leyendo las entradas que hoy… son capítulos!!

Cultura Pepina!